Periodista y autor de libros

HVM

Héctor Velis-Meza

AÑO 1601 - Mark Twain

UNA CONVERSACIÓN TAL COMO SE DESARROLLÓ

 

EN UNA VELADA JUNTO AL FUEGO

 

EN TIEMPOS DE LOS TUDOR

 

Por mucho tiempo, esta curiosidad literaria fue calificada de obscena, indecente, deslenguada e irrespetuosa. Llegó a ser clasificada como la primera obra pornográfica de la literatura estadounidense y su autor, por 26 años no la reconoció como suya. Las primera ediciones que tuvo fueron muy limitadas y por décadas fue una rareza de bibliófilos.

 

En realidad, más que pornográfico, este texto es irreverente, inusualmente subido de tono para la época, de una vulgaridad desmesurada y una ironía incisiva y juguetona. Encierra una crítica, al estilo de los trabajos de Rabelais, que permite al autor burlarse de las convenciones morales de la alta burguesía, del arribismo denigrante de los trepadores y la complacencia rastrera de los aduladores serviles, que siempre proliferan en todas las sociedades. El texto es disparatado, gracioso y desvergonzado y cumple con los objetivos de remover las pudibundeces, despabilar la apatía y dibujar una sonrisa en el rostro de los lectores.

Hèctor Velis-Meza.   |