Periodista y autor de libros

HVM

Héctor Velis-Meza

SHAKESPEARE PARA EL SIGLO XXI

En este volumen se recopilan las expresiones y sentencias más elocuentes, reveladoras y representativas de las obras de William Shakespeare. Constituyen un repertorio significativo de las pasiones, tormentos, aspiraciones, incertidumbres, grandezas y miserias de los seres humanos.

 

Shakespeare fue un observador agudo de la vida cotidiana y sus protagonistas: los hombres y las mujeres. Captaba con facilidad la esencia de su conducta y, a partir de sus singularidades básicas concibió arquetipos universales que han permanecido en el tiempo. En las frases seleccionadas en este libro por el periodista Héctor Velis-Meza se intuye la genialidad del dramaturgo, la profundidad de su mirada, el sentido común en sus observaciones y la capacidad ilimitada para expresar con sencillez el pensamiento. Por esta razón, mucha gente, cuando quiere expresar una idea, acude a una frase que ilustra muy bien lo que quiere manifestar, sin imaginar que fue concebida por Shakespeare para una de sus obras, hace cuatro siglos.

 

Los estudiosos de Shakespeare están de acuerdo que en sus tragedias, comedias, obras históricas, reflexiones y sonetos se registran todos los conflictos, grandezas, miserias, ambiciones, circunstancias, ensueños, vacilaciones, virtudes y defectos de hombres y mujeres: amor, celos, traición, venganza, odio, ambición, vanidad, generosidad, valentía, cobardía y todo lo que anida en sus almas. Sus obras son la más extensa y certera antología de las pasiones humanas.

 

 

Cuatrocientos años después de su muerte, William Shakespeare sigue vigente. Sus obras continúan siendo fuente de inspiración inagotable para guionistas, escritores, directores de cine y teatro, músicos, poetas, educadores, publicistas, cientistas políticos y hasta economistas.

 

Sus textos -pese al paso del tiempo, la evolución de las costumbres, el desarrollo acelerado de la ciencia y la tecnología, el perfeccionamiento de la democracia y la apertura hacia nuevas formas de encauzar la civilización- continúan manteniendo validez, porque le esencia del ser humano no ha variado significativamente y sus conflictos son los mismos del pasado, pero en escenarios distintos.

Hèctor Velis-Meza.   |